Feldmann piscinas Sant Cugat
Català   Castellano   English

Tratamiento químico corrector

Correcció del pH
Para aumentarlo es necesario añadirle un producto alcalino: Carbonato de sodio o Bicarbonato de sodio (aumenta la alcalinidad). Para disminuirlo, debe añadirse un ácido: Acido clorhídrico, ácido sulfúrico o sulfato ácido de sodio (bisulfito sódico).
- Puntos importantes a tener en cuenta
No añadir nunca el agua encima del ácido; el ácido debe diluirse en un gran volumen de agua. Evitar, sobre todo, el contacto entre el ácido clorhídrico y el hipoclorito de sodio, ya que se desprende cloro gas.
La adición de estos productos se recomienda que sea efectúada mediante bombas dosificadoras conectadas al circuito de recirculación, después del filtro. Nunca seran añadidos estos productos directamente al agua en presencia de bañistas.
- Dosificación
Siempre se deberá seguir las instrucciones de la etiqueta del producto en cuanto a dosificación. Debera recordar que cualquier dosificación puede verse afectada por la alcalinidad. Contra mayor sea la alcalinidad mayores serán las dosis; en este caso es recomendable corregir el pH en dos o tres veces. Por otro lado si la alcalinidad es menor, las dosis deben reducirse más.
Corrección de la alcalinidad
Aumentará si se añade bicarbonato o carbonato sódico y disminuirá si se añade bisulfato sódico o ácido clorhídrico.
Corrección de la dureza
Se incrementa añadiendo cloruro cálcico y se disminuye sustituyendo una parte del agua de la piscina por otra menos dura
Incrustación
Ante un agua incrustante no se aconseja utilizar productos de caracter químico básicos o con calcio, es preferible usar cloroisocianúricos que tienen una acción ligeramente ácida. En los filtros de arena conviene desincrustar regularmente la masa filtrante. En las aguas duras lo ideal es una desmineralización.
Corrosión
Con el fin de evitar la corrosión, es necesario que los materiales sean inoxidables o protegidos con revestimientos inatacables y tener siempre estable el pH.
Floculación
En algunas ocasiones el agua puede perder la transparencia, con aparición de cierta turbidez, esto es debido a que existen en agua partículas que por su tamaño no son retenidas por la filtración. En estos casos deberemos emplear los floculantes. Estos productos son principalmente sales de aluminio ( sulfatos o policloruro ) pueden ser sólidos o líquidos y su acción consiste en aglutinar las partículas para que puedan ser mejor retenidas por el filtro.
Avíso legal | Contactar con nosotros | ©2014 Feldmann sl | facebook|  wordpress | rss